Nuevos Tiempos Laborales

Inicio » Posts tagged 'calidad de vida en el trabajo'

Tag Archives: calidad de vida en el trabajo

La Tercera Oreja: Liderazgo y Escucha

Por Pedro Flores Opazo

 

Permítanme iniciar esta conversación con la siguiente declaración; el líder no tiene ningún poder si no hay alguien que le de la autoridad y valide sus conversaciones y propuestas.

Los seres humanos somos poderosos, inteligentes y creativos. Al elegir una opción, o tomar una decisión dándole curso a nuestra voluntad, inclinándonos en una dirección y no en otra, expresamos nuestro poder de acción y trasformación en el mundo. Así el liderazgo se funda no en el rol, si no en el reconocimiento y legitimidad que los colaboradores le otorgan a una persona y, desde ese acto de confianza, comparten la complicidad para conversar en busca de posibilidades y alternativas para emprender nuevas acciones en la resolución de sus requerimientos y desafíos que la vida les muestra.

Somos seres sociales, por ello necesitamos relacionarnos, comunicándonos y vinculándonos efectivamente para juntos o en colaboración con los otros alcanzar satisfactores que nos reporten bienestar y una vida satisfactoria. La forma en que generamos, sostenemos y cultivamos estos vínculos es a través de distintos tipos de conversaciones. Sin un conversar efectivo nuestra vida sería precaria y muy insatisfactoria.

ConversacionNos hacemos cargo de distintas conversaciones, ocupando gran parte del día en ello, en distintos contextos; en la familia, en el trabajo, en el mundo social o político, entre otros. Así observamos una estrecha relación entre la calidad de nuestras conversaciones con la calidad de los resultados que logramos en nuestra de vida. Declaramos que nuestra calidad de vida es producto de la calidad de nuestras conversaciones. ¡Que potente!

Si observas lo que haces diariamente, distingues que gran parte del día lo ocupas conversando, especialmente si conduces equipos de trabajo o lideras organizaciones, movimientos sociales o políticos. En efecto, en tu día a día, pides, ofreces, te comprometes, reclamas, enjuicias, aceptas o rechazas ofertas. Agradeces cuando te sientes bien atendido o han resuelto algunos de tus requerimientos satisfactoriamente. Conversas con tu equipo para abordar desafíos, resolver reclamos o para hacerse cargo de anomalías o desperfectos que se han encontrado en los productos o servicios que brindan. En el plano de pareja conversas sobre temas íntimos; afectivos, sexuales, del alma, de la cotidianidad, del futuro. Siempre sostienes tu ser y hacer en conversaciones.
Conversacion2

El dominio del liderazgo, independiente del tipo y contexto, se ejerce principalmente a través de conversaciones. El líder centra su gestión en lograr que sus equipos alcancen los resultados esperados y construyan relaciones satisfactorias, desarrollando un buen ambiente de trabajo. Para ello escuchar y conversar efectivamente es crítico, aportando con estas prácticas a la sustentabilidad de la organización.

Al conversar usamos la palabra y a nuestro juicio las palabras son acciones: tienen consecuencia, producen impactos, crean mundos, cambian mundos, por eso escuchar se trasforma en el insumo más crítico para lograr un conversar efectivo y satisfactorio.

Así, quien aspire a servir como un líder efectivo, requerirá aprender y entrenar habilidades que le permitan desarrollar una escucha generativa y develadora para intervenir con sus conversaciones aquello que está afectando la calidad y los resultados de la relación y el desempeño de las personas.

En general, todos los seres humanos necesitamos de esta escucha. Una escucha que nos permita asumir el protagonismo de nuestra vida, expresado en el diseño y ejecución de acciones comunicativas transformadoras de nuestros propios límites, que nos brinden mayor bienestar y aporten virtuosamente a la construcción de un mejor lugar para vivir, desarrollarnos, crear y dejar un legado.

Liderar es servir a otros movilizando en ellos nuevos recursos emocionales para alcanzar lo que juzgan como valioso. Liderar es abrir conversaciones develadoras para activar nuevas posibilidades creando potentes realidades. Liderar es cuidarse mutuamente estableciendo relaciones de colaboración para juntos lograr lo que antes se creía como imposible. Esa es la ética del liderazgo.

 

¿A qué llamamos la tercera oreja?

Oreja escuchaLa tercera oreja es una nueva y poderosa forma de escuchar; que llamaremos escucha generativa, pues sirve para crear una realidad deseada. A través de escuchar y conversar creamos una realidad y en este acto nos creamos y re-creamos a nosotros mismos y a nuestras circunstancias. Crear una realidad, interpretando los hechos de una manera y no de otra, posiciona a la persona como protagonista de los cambios y transformaciones que diseñe para lograr efectividad y bienestar en su vida.

Con la tercera oreja se asume la libertad y la responsabilidad del diseño de nuevas acciones comunicativas. La tercera oreja abre conversaciones develadoras, que antes de entrenarla no se sospechaba que eran posibles, para distinguir nuevas posibilidades de acción y emprender otros comportamientos, impactando así positivamente en el habitad o entorno; laboral, familiar o social.

Esta nueva forma de escuchar, se basa en comprender que el ser humano tiene el poder de configurar una determinada realidad: usando el lenguaje, superando así la concepción más clásica que supone que hay una realidad dada, en la cual el rol del observador (persona) es pasivo y sólo le queda asumir la función de operar dentro del marco de acciones posibles que esta realidad contiene.

Por ejemplo; si me invitan a una recepción donde asistirán determinadas personas sobre las que tengo un juicio de que son aburridas o poco sociables, lo más probable es que construya una realidad congruente con este juicio y adopte los comportamientos coherentes con ello. Así me restaré de socializar y compartir, logrando incluso aburrirme del evento. Por el contrario, si al mismo evento asiste una persona que tiene un juicio de que los asistentes son entretenidos, simpáticos, lo más probable es que disfrute la velada y lo pase bien.

Conversaciones varias

Observa cómo el poder de la escucha generativa determina el tipo de percepción que tienes del otro y cómo en base a esta interpretación le atribuyes ciertas características a su forma de ser y comportarse, incidiendo con ello en construir una y no otra realidad; es decir las expectativas que te creas condicionan el futuro y la calidad de tus relaciones. ¿te gustaría vivir sin expectativas y sólo con la esperanza de que todo lo que viene será para mejor?

Así, la escucha generativa se articula sobre una conciencia activa-sensitiva; un darse cuenta, más amplio y profundo, para distinguir una densidad de variables que configuran los fenómenos que vivimos. Si desarrollamos está conciencia, sensibilizando primero nuestros sentidos y en segundo lugar, operando con más cuidado, es decir, siendo más reflexivo en las interpretaciones que realizamos con nuestras percepciones, superaremos patrones de comportamientos automáticos, reactivos o impulsivos, que afectan la configuración de la realidad que creamos. Con este nuevo modo de interpretar lo que percibimos, comenzaremos a transitar por un devenir más fructífero, con mayor capacidad de intervenir en nuestro bienestar, en la calidad de nuestras relaciones y en el hábitat socio-ecológico que sustenta nuestra vida.
Pedro Flores OpazoPedro Flores Opazo
Master Coach
pflores@human-net.cl

Vea este artículo también en:  http://pedrofloresopazo.blogspot.com
** Miembro Colaborador y Partner asociado de la Red de Consultores en “Nuevos Tiempos Laborales”, de HumanNet.

 

 

 

Microtemas para Empresas Resilientes

Por Fernando Veliz Montero

Coach Ontológico, PhD en Comunicación Organizacional

Consultor de Empresas, y autor del Libro “Resiliencia Organizacional”.

A continuación, les presentamos una serie de 5 títulos que abordan variados Temas Organizacionales, y que pueden ser tratados como cápsulas de conocimiento para generar reflexión, conversatorios, actitud, etc., para luego poder aplicar al interior de los equipos de trabajo.

Adicionalmente, en los próximos días, estaremos publicando otros temas que de acuerdo a nuestras recopilaciones y experiencia de estos años, hoy claramente resultan de interés para el mundo del Trabajo tanto en Chile como en el resto de la Región Latinoamericana.

Para mayores detalles, de cómo contar con este material en su organización, y ponerlo en práctica a través de Micro Talleres y/o Charlas, los invitamos a ponerse en contacto a través del formulario que se encuentra más abajo. Vuestros planteamientos, inquietudes y requerimientos se los haremos llegar directamente al autor, nuestro Partner aliado de NuevosTiemposLaborales.com el Sr. Fernando Véliz Montero.

Finalmente, les agradecemos hagan comentarios, sugerencias y peticiones en este mismo Blog, al final de cada publicación.

Que lo disfruten!, y seguimos en contacto para continuar desarrollando esta maravillosa Red de colaboración que busca contribuir a un nuevo y mejor mundo laboral.

MicroTemas Empresas Resilientes - Albert Einstein

MicroTemas Empresas Resilientes - Mensaje Viaje Sin Retorno

MicroTemas Empresas Resilientes - Desaprender

MicroTemas Empresas Resilientes - Ego

MicroTemas Empresas Resilientes - Construir Organizaciones

POR FAVOR, COMPLETA ESTE BREVE FORMULARIO, no te tardará más de 2 minutos.

Muchas Gracias!!

 

¿Qué otras temáticas te gustaría fueran abordados en estos MicroTemas para contribuir a que tu organización sea más Resiliente?…

Charla Festival MCA 2015 LIDERAZGO CON SENTIDO

Revisa acá la presentación de la charla dictada por Andrés Cardemil y Nicolás Alarcón en el último Festival Mente Cuerpo y Alma, realizado en la Estación Mapocho el Sábado 05 de Septiembre 2015, a las 13:00 hrs.

Mente-Cuerpo-Alma

 

PRESENTACIÓN:

Liderazgo con Sentido – Festival MCA 2015

 

La URL del programa, la puedes ver aquí:

http://www.mcafestival.cl/portal/index.php?option=com_wrapper&view=wrapper&Itemid=173

 

Los Nuevos Tiempos Laborales

Autor: Andrés Cardemil Oliva, Gerente General Empresas HumanNet (www.human-net.cl)

Hace no mucho tiempo escuché esta historia. Se trataba de un Rector de una importante institución de Educación Superior. El hombre, un respetado académico, que en realidad nunca ejerció como tal, ya que nunca llegó a ser investigador, el pináculo de una carrera académica (publica o muere, reza el dicho en el mundo académico), le encantaba jactarse de la cantidad de horas que tenía a los ejecutivos de la institución en reuniones. Incluso en una oportunidad, por un tema de planificación estratégica, llegó a tener a una persona 8 horas. Ocho horas, que por supuesto, podrían haberse evitado para ambas personas.

La anécdota podría tomarse hasta con humor y como una caricatura del autoritarismo por parte de esta autoridad, o de su total falta de capacidad de síntesis, respeto por el tiempo de otros y nula consideración al stress que podría generar. Sin embargo, el asunto ya no es tan simple. Honestamente, si Usted se enterara de esto, ¿le gustaría trabajar con esta persona? Trabajamos en lugares, pero primordialmente con personas. Seguramente, puede haber peores organizaciones donde incluso se insulta a las personas (bueno, no siempre con garabatos, ya que hay muchas formas de decir estúpido…). El punto es que ya no da lo mismo cómo las personas se sientan en su trabajo.

Según diversos estudios realizados en EE.UU. y otros países, desde el nivel más básico hasta el más alto, mucha gente no es feliz en su trabajo. De acuerdo con estas investigaciones, muchas –quizá demasiadas- personas no se sienten muy entusiasmadas de ir a sus trabajos. ¿Por qué? Porque ahí no nos sentimos apreciados, no creemos estar haciendo algo importante y luego llegamos a casa vacíos, y más aún, contestando emails hasta altas horas de la noche. El resultado es que en promedio a nivel mundial, según Gallup, sólo un 13% de los trabajadores se siente comprometido con el lugar donde se desempeña.

Una de las claves es la tecnología. Paradójicamente, una de las herramientas que permite potenciar la productividad, nos tiene al límite de nuestra capacidad de concentración, impidiéndonos enfocarnos. Simplemente, el tiempo no nos alcanza para hacer lo que debemos y ni siquiera para estar con nuestros seres queridos. Las demandas de hacer tanto y todo con excelencia, nos dejan sin energía para ocupar nuestro talento al máximo de su potencial. Así, no es extraño que nuestra actitud sea estar siempre sobrepasados por las circunstancias y sin capacidad para detenernos y pensar.

Esta sensación de que algo está mal en nuestras vidas es lo que hace que mucha gente siempre esté buscando nuevos horizontes laborales y que jóvenes ejecutivos se mueran repentina y tempranamente de infartos que eran perfectamente evitables. Según un estudio realizado por Harvard Business Review y The Energy Project (theenergyproject.com), los colaboradores están más satisfechos y son más productivos, cuando en sus trabajos se satisfacen sus necesidades físicas, emocionales, mentales y espirituales. Qué obvio, ¿no? Es lo que cualquier ser humano, sin importar del lugar donde se encuentre, siempre desea.

Y no es que finalmente haya llegado la Era New Age o estemos en la Era de Acuario, que empezó a finales del 2012. Simplemente, ocurre que antes vivíamos en una fantasía en la que pensábamos que el trabajo debía enfatizar ciertos aspectos de las personas como si fueran engranajes de una máquina. O sea, como si hubiera aspectos del ser humano que desaparecían al cruzar la puerta del lugar de trabajo. Pero eso ya se acabó. Mientras mejor se satisfagan las necesidades de las personas de manera integral, mayor será su productividad, porque estarán más contentas, al nivel de que incluso hasta mejora la seguridad.

Esto, que recién se está tomando en serio, porque se le están poniendo números, hará que las cosas cambien definitivamente. Las empresas tendrán que permitir e incentivar que las personas recarguen sus energías; que se sientan apreciadas y valoradas por sus contribuciones; que se concentren en las tareas más importantes y que decidan cuándo y dónde quieren realizar su trabajo; que se dediquen más a aquellas cosas que hacen mejor y más disfrutan, y lo más importante: sintiéndose vinculados con un propósito en su trabajo. Dicho de una manera simple, hay que regresar al corazón de la organización, a las personas.

Y una organización verdaderamente centrada en los seres humanos, necesariamente tiene que poner a sus personas primero. Esto implica un cambio radical en la estructura de incentivos en toda la organización y en el sistema de gestión de personas, en todas sus etapas. Así que adiós a las reuniones eternas, las pataletas de niño o tormentas emocionales de los jefes, que crean climas organizacionales tóxicos; o en buen chileno: habrá que mandar para la casa al Sr. Zañartu, donde sea que aún se mantenga su dictadura. También se acabarán los emails a las cinco de la mañana y estarán limitadas las horas para contestar.

Así que bienvenidos a los Nuevos Tiempos Laborales, que no estarán exentos de desafíos, ya que implican cambios culturales profundos en los conceptos y las prácticas de Gestión de Personas. Mal que mal, muchos fuimos formados en el paradigma anterior y todavía estamos aquí luchando, pero siempre con respeto a las personas. Este será el espacio para compartir experiencias, contar casos y mostrar todo lo que viene en este apasionante nuevo mundo, como también un lugar para compartir y mostrar cómo avanzamos, para aprender a vivir y adaptarnos a las nuevas exigencias que la sociedad y el mundo globalizado nos plantean a este respecto.Image