Nuevos Tiempos Laborales

Inicio » Educación

Category Archives: Educación

EL ARTE DE HABLAR… “BIEN”

Por Oscar Castro Aguirre

 

No es casualidad que nuestro magnífico y sabio Creador, nos diseñara condicionados a “escuchar, antes que hablar”, lo que se explica al conocer la experiencia de personas sordo-mudas, las que son solo sordas, porque pueden aprender a hablar, la mayoría tiene sus cuerdas vocales en perfectas condiciones.

Federico Sanchez Pto Varas 2015El 20 de Noviembre de 2015, asistiendo a la Conferencia “La Amabilidad vista desde la Arquitectura” que daba Federico Sánchez, dentro de las Jornadas de Capacitación Comunitaria del programa “Puerto Varas se las Juega”, iniciativa de Casino Dreams y la asesoría experta de HumanNet, pude ESCUCHAR PALABRAS que cambiaron mis paradigmas, y de todas, la que más había escuchado en mi vida y de la cual tenía una imagen (paradigma) muy limitada, es “ARTE” (estudié en la Escuela de Artes de la Comunicación).

Este filósofo de la Arquitectura, que dice que no es arquitecto, porque se dedica a la docencia y a recorrer el mundo enseñándonos a apreciar la belleza, los acierto y los errores de la arquitectura, definió la palabra “arquitectura” como un derivado de la palabra “arte”, dijo que significa “habilidad para hacer bien las cosas”, y nos desafió a buscarla en el diccionario. Lo hice y encontré, además, de las referidas a las Bellas Artes, que incluye a la arquitectura, lo siguiente:

  1. Disposición para hacer alguna cosa.
  2. Manera en que se hace.
  3. Conjunto de reglas y preceptos para la buena realización de algo.
  4. Maña, habilidad para hacer bien una cosa o para conseguir algo.
  5. MALAS ARTES. Medios o procedimiento reprobables de que se vale uno para conseguir algún fin.

 

Ahora sospecharán por qué titulé este artículo como EL ARTE DE HABLAR… “BIEN”.

HablarUsted, ¿sabe hablar? –Obvio- me responderá – y también sé leer-

Bien, ¿sabe cuándo hablar?, ¿sabe qué hablar?, ¿sabe cómo decir las cosas?

¿Dónde y con quién aprendió a hablar?… Ahí está su escuela y diccionario.

¿Cuántas palabras conoce?, ¿cuántas palabras usa?, ¿qué significan esas palabras?, ¿significarán lo mismo que aprendió otro, en otro lugar y con otras personas? Y ojo, eso que estamos hablando del mismo idioma…

Las palabras son un maravilloso tema y complejo. Pero, como dice el zorro al Principito en el libro de Antoine de Saint-Exupéry:

“Yo te miraré de reojo y no dirás nada. Las palabras son fuente de malentendidos”

 

Así es que, no me meteré en líos y dejaré al poeta Pablo Neruda que hable de LAS PALABRAS:

 

pablo-neruda-1“…Todo lo que usted quiera, sí, señor, pero son las palabras las que cantan, las que suben y bajan… Me prosterno ante ellas… Las amo, las adhiero, las persigo, las muerdo, las derrito… Amo tanto las palabras… Las inesperadas… Las que glotonamente se esperan, se asechan, hasta que de pronto caen… Vocablos amados… Brillan como estrellas de colores, saltan como platinados peces, son espuma, hilo, metal, rocío… Persigo algunas palabras… Son tan hermosas que las quiero poner todas en mi poema… Las agarro al vuelo, cuando van zumbando, las atrapo y las limpio, las pelo, las preparo frente al plato, las siento cristalinas, vibrantes, ebúrneas, vegetales, aceitosas, como frutas, como algas, como ágatas, como aceitunas… Y entonces las revuelvo, las agito, me las bebo, me las zampo, las trituro, las emperejilo, las libero… Las dejo como estalactitas en mi poema, como pedacitos de madera bruñida, como carbón, como restos de naufragio, regalos de ola… Todo está en la palabra… Una idea entera se cambia porque una palabra se trasladó de sitio, o porque otra se sentó como una reinita adentro de una frase que no la esperaba y que le obedeció… Tienen sombra, transparencia, peso, plumas, pelos, tienen todo lo que se les fue agregando de tanto rodar por el río, de tanto transmigrar de patria, de tanto ser raíces… Son antiquísimas y recientísimas… Viven en el féretro escondido y en la flor apenas comenzada… Qué buen idioma el mío, que buena lengua heredamos de los conquistadores torvos… Éstos andaban a zancadas por las tremendas cordilleras, por las Américas encrespadas, buscando patatas, butifarras, frijolitos, tabaco negro. Oro, maíz, huevos fritos, con aquel apetito voraz que nunca más se ha visto en el mundo… Todo se lo tragaban, con religiones, pirámides, tribus, idolatrías, iguales a los que ellos traían en sus grandes bolsas… Por donde pasaban quedaba arrasada la tierra… Pero a los bárbaros se les caían de las botas, de las barbas, de los yelmos, de las herraduras como piedrecitas, las palabras luminosas, que se quedaron aquí resplandecientes… El idioma. Salimos perdiendo… Salimos ganando… Se llevaron el oro y nos dejaron el oro.  Se lo llevaron todo y nos dejaron todo… Nos dejaron las palabras.”

(Pablo Neruda)

 

Ahora retomo EL ARTE DE HABLAR, y también quiero seguir hablando por boca de otros que hablaron primero y que yo supe escuchar, aunque tengo la libertad de adueñarme de sus palabras y expresarlas como mías… Pero, qué estoy hablando?…, si las palabras no son de nadie, son de todos. Son mías, pero respetaré el derecho de autor de esta combinación de palabras.

Aquí, hablará Tales de Mileto, un maestro dentro de los grandes filósofos griegos:

“Muchas palabras no dan prueba del hombre sabio, porque el sabio no ha de hablar sino cuando la necesidad demanda, y las palabras han de ser medidas y correspondientes a la necesidad.” “Lo más difícil del mundo es conocerse a uno mismo, y lo más fácil hablar mal de los demás.”

 

La forma hablar y de decir las cosas puede cambiar el ánimo y disposición de quienes te escuchan.

A continuación, les comparto un breve y antiguo cuento, del cual desconozco su autor, pero relata más o menos lo siguiente:

“Un Rey soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar de su pesadilla, mandó llamar a un sabio para que interpretase su sueño.
– ¡Qué desgracia la suya mi señor! – exclamó el sabio – Cada diente caído representa la muerte de un pariente de vuestra majestad. – ¡Qué insolencia! – gritó el Rey enfurecido por la mala noticia- ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!  Llamó a sus guardias y les ordenó que le dieran cien latigazos al portador de los  malos augurios.

Al día siguiente, desesperado, ordenó que le trajesen a otro sabio y le contó que no había podido dormir, atormentado por el mismo sueño. Este, después de escuchar al Rey con atención, le dijo: Es muy sencillo majestad, cada diente caído representa la muerte de un pariente. – el Rey enfurecido, llamó a sus guardias y les ordenó que lo enviaran al calabozo, por hablar calamidades.

Y, así pasaron dos semanas con la misma historia, el Rey continuaba con su pesadilla y los sabios que interpretaban de la misma manera el sueño, eran azotados y hasta algunos decapitados.

el_rey_y_su_consejeroUn sabio, recién llegado de otro pueblo, se presentó ante el Rey que estaba verdaderamente angustiado, y  después de escuchar con mucho interés y atención el sueño, le dijo:
– ¡Excelso señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que sobrevivirás a todos vuestros parientes. Larga vida tendrá vuestra majestad.-
Se iluminó el semblante del Rey con una gran sonrisa y ordenó que le dieran cien monedas de oro y lo nombró su consejero personal.
Cuando éste salía del Palacio, uno de los sabios que sobrevivió a los azotes, enterado de la suerte de este último, le dijo admirado: – ¡No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños es básicamente la misma que la mía, solo lo que lo has explicado diferente. No entiendo por qué a mí me pagó con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro.

Contestó el nuevo consejero del Rey: – Recuerda bien, amigo mío, que todo depende de la forma en que digas las cosas…”

 

Uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender a hablar y a decir de buena manera las cosas. Aquí está el ARTE. Vuelva a leer la definición de más arriba.

De la buena forma de hablar y de hablar lo bueno, depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la paz o la guerra. Que la verdad debe ser dicha en cualquier situación, en eso estamos de acuerdo, pero debemos evitar los malentendidos, que nos advirtió el zorro y usar el arte que nos enseñó Federico.piedra lapislazuli
La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero si la envolvemos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura como un regalo precioso, ciertamente será aceptada con agrado.

Hay dos conceptos que enseño a distinguir a mis estudiantes de Liderazgo y Comunicación. Son dos palabras que hablan la verdad: la franqueza y la sinceridad. La FRANQUEZA dice la verdad con DUREZA y puede destruir a la persona que la recibe. En cambio la SINCERIDAD dice la verdad con AMABILIDAD, y esto es el “arte de amar”, quien recibe así la verdad, se lo agradecerá y le considerará un gran amigo. ¿Cuál usará usted?…

————————

 

MOVISTAR2014Óscar Castro Aguirre

COACH TRANSFORMACIONAL

oscar.castroaguirre@gmail.com

** Miembro de la Red de Consultores y colaboradores en NuevosTiemposLaborales, de HumanNet.

http://coachemprendedores.wix.com/ser-mejor

el Amor es una herramienta

 

DÉJANOS TU FEEDBACK!!

Muchas gracias!

 

EL ARTE DE SER SIEMPRE UN APRENDIZ

Por Pedro Ibieta Silva

 

Una de las leyes indiscutibles del universo es que donde una cosa termina suele comenzar algo nuevo. Puede ser un capricho de la naturaleza, tan discutible como otros tantos, como respirar por la nariz, como la caída del pelo o la facilidad con la que se acumula suciedad en las uñas. Seguramente es esa la razón, entre otras, que cada vez que me siento cerrando un ciclo, no puedo evitar preguntarme por el siguiente, por el que se abre, un poquito después. ¿Será un camino único, indiscutible, o habrá elección?  ¿Se abrirán dos, tres o más alternativas?  ¿Ofrecerá una vuelta atrás?

El año pasado cumplí 40 años, nació mi segunda hija y tuve la oportunidad de hacer un viaje a lugares desconocidos de mi ser en el ACP 2012. Créanme que esta coyuntura de hechos hicieron germinar en mí nuevas preguntas, otras miradas a mi historia y, por supuesto, también nuevas posibilidades sobre el manoseado tópico de que la vida comienza a los cuarenta.

Cuento todo esto porque me declaro un Aprendiz, así como lo leen. Soy un aprendiz de cuarenta años y confieso que ésta no ha sido una declaración fácil de hacer, mucho menos cuando pienso que en los tiempos que corren el concepto que se tiene del aprendiz está considerablemente denostado y tergiversado. Habitamos un mundo de “compra-venta”, en el que se nos exige hacernos auto-publicidad y vender nuestros activos de conocimiento para ser respetados o contratados. Y claro, no es de lo más razonable en el mercado actual plantearse diciendo… “Soy un aprendiz de todo, un maestro de nada, sé de algunas materias, cargo con mis experiencias y estoy muy interesado en aprender…”

Pues bien, dicho  lo anterior, y si tienes ganas de seguir leyendo el texto de un aprendiz, te invito comenzar por el origen etimológico de aprender:

La palabra “aprender” viene del latín apprehendere, compuesto por el prefijo ad – (hacia) y el verbo prehendere (atrapara, agarrar) y se relaciona con la acción que hace un gato cuando persigue un ratón, un policía cuando persigue a un criminal o un estudiante cuando persigue conocimiento. Prehendere se vulgarizó a prendere y de ahí a palabras como – Aprendiz: Persona que captura conocimientos de alguien más.

A la luz de esta definición, asumiendo que obligatoriamente capturamos conocimiento de nuestros padres,   me aparecen infinitas preguntas como: ¿Al nacer somos aprendices?, ¿Alguna vez dejamos de ser aprendices?,  ¿Se nos olvida que somos aprendices? ¿Cuándo y cómo nos volvemos aprendices?, ¿Podemos elegir ser o no aprendices?
El diccionario nos aporta la siguiente definición: Aprendizaje en el caminose llama aprendiz al que aprende algún arte u oficio. No hace mucho tiempo, los gremios de artesanos u oficiales tenían sus reglas particulares para el aprendizaje y nadie podía ejercer ningún arte ni oficio por sencillo que fuera, sin haber estado de aprendiz con un maestro por espacio de seis o siete años y rendir un examen de incorporación al gremio.
En el afán de entrar profundamente al significado de ser un aprendiz, esta nueva definición también me invade de preguntas: ¿La vida podría ser un arte?, cada nueva relación entre seres humanos requiere aprendizaje ¿O no?, ¿Sería eso un arte?,  ¿Ser padre es un arte u oficio del cual aprenderemos permanentemente?, ¿Hay un proceso para ingresar al “gremio de los seres humanos”?, ¿Quién rinde el examen y nos califica? ¿Es un arte lograr vivir una buena vida?

 

Cruce de Caminos

En 40 años, en dos oportunidades me he sometido literalmente a ser aprendiz de un arte específico. Una es mi formación universitaria como artista plástico y la otra, mi formación de Coach Ontológico en el ACP 2012. Voy a tratar de cruzar estas experiencias en busca de ampliar esta mirada sobre el camino de ser un aprendiz.

En la universidad aprendí que el Arte se entiende como cualquier actividad o producto realizado por el ser humano con una finalidad estética o comunicativa, por medio del cual se expresan ideas, emociones y generalmente una visión del mundo, utilizando una  diversidad de medios de expresión, como los plásticos, lingüísticos, sonoros o mixtos.

En mi mirada de artista, esta definición ofrece una extraordinaria similitud con el Arte del Coaching Ontológico, el cual se fundamenta en la coherencia que constituye a cada ser humano, a partir de sus distinciones lingüísticas, emocionales y corporales. De igual forma, el arte se expresa como un lenguaje original que genera realidad; está cargado de significancia por la emoción del artista y se manifiesta físicamente como una obra que interviene los sentidos de diferentes formas.

artista-pintando2Al ser aprendiz de pintor, para producir o generar una pintura, es necesario conectarme con algo profundo que me conmueva o inquiete. Luego surge la necesidad de generar una expresión en la que se manifieste mi emoción y que pueda contener físicamente una nueva realidad, la que antes no existía o que no se ha revelado hasta el momento en que se materializa en una obra de arte completa, que expresa y encierra en sí misma todo aquello que la comprende, sin que nada le sobre o le falte.

Para mí, ser un aprendiz de Coach es un viaje permanente al fondo del alma, un sorprenderse con cada ser humano, un encuentro permanente con nuevas formas de saber, es aceptar nuevos lenguajes para comunicarse, es comenzar a tener nuevas preguntas, es dejar las viejas respuestas, es dibujar nuevas realidades, es permitir a las emociones ocupar los espacios que les corresponden y es entender mi cuerpo como la manifestación plena de quien soy, sin que nada le sobre o le falte.

El Coaching, igual que una obra de arte, es un proceso comunicativo y conversacional a través del cual el Coach danza con el coachee, buscando nuevas posibilidades, así como el artista provoca al espectador exponiendo nuevas realidades.

Como los pinceles de un artista, que sin temor colocan la materia en la tela, a través de sus preguntas el coach hace que en el coachee se revelen o planteen circunstancias y situaciones que quizá por sí mismo no ha podido ver; es una forma de descubrirse, de conocerse. Como dice Leonardo Wolk en su libro “Coaching: El arte de soplar brasas”, “El Coach pregunta para escuchar y servir al otro”.

 

 

Las Preguntas del Arte (El arte de las Preguntas)

El arte es una manifestación que acompaña a los seres humanos desde sus orígenes en las cavernas de Lascaux  hasta el arte digital de nuestros días,  y su definición hasta hoy está abierta, aún persiste en el plano de lo subjetivo y discutible (como la vida). No existe un acuerdo unánime entre historiadores, filósofos o artistas. Esta realidad nos ofrece una riqueza inagotable de posibilidades para aprender y generar nuevas preguntas a partir de las numerosas definiciones planteadas.

“El arte es el recto ordenamiento de la razón” (Tomás de Aquino) – ¿Cual es mi razón? ¿Cuál es el recto ordenamiento de mi vida?

“El arte es la libertad del genio” (Adolf Loos) ¿Soy libre?

“El arte es la idea” (Marcel Duchamp) – ¿Cuáles son mis ideas? ¿Las puedo manifestar? ¿Vivo con mis ideas o ideales?

“El arte es la acción, la vida” (Joseph Beuys) – ¿Soy un acto de vida? o puedo ser ¿Vida en acción? ¿Cuáles son mis acciones que generan vida?

Esta lista de definiciones podría ser larguísima e inagotable; hay tantas como obras ha generado el ser humano en su historia y hay tantas historias como seres humanos… Esta ecuación me hace pensar en las miles de millones de conversaciones posibles, en las infinitas preguntas que podemos seguir haciéndonos y en que frente a ese escenario no queda más camino que aceptar con regocijo ser un aprendiz.

Yo creo en los conceptos del “aprendizaje de la vida” o “el arte de vivir”,  y éstos me obligan a tener siempre el espíritu del aprendiz y enfrentarme con el paradigma de ser un aprendiz en la vida…

El Coach ve con ojos de niño los paisajes que escucha a través de la mirada del coachee; eso le permite no imponer su visión y facilitar a su coachee nuevas posibilidades de mirar. Cuando un Coach cree que sabe, tiene la tentación de dar sus respuestas en lugar de explorar con preguntas.

Creo que ser un aprendiz significa ser capaz de alimentarse de todo y de todos, de las situaciones que pasan y de las que no pasan, de lo que existe y de lo que imagina que existe, de tener en consideración a todos los que están alrededor, de aquéllos que causan admiración o aquéllos que producen aversión. Aprende con placer y con dolor, con gusto y con asco, con respeto y sin respeto, aprende del error y también del acierto… El milagro del conocimiento lo produce la disposición a incorporar nuevas perspectivas que den sentido al camino.

 

Soy un Aprendiz, tengo 40 años y mi corazón late emocionado cuando pienso en todo lo que aún tengo que aprender de las conversaciones con mi mujer, con ver crecer a mis hijos, con trabajar a diario y los misterios que guarda el mundo en que vivimos.

 

Aprender a desaprender

maestro-discipuloCuenta una antigua historia que un día, un novicio se presentó para recibir las enseñanzas de un sabio maestro.

Uno de los discípulos del maestro le dijo:

– Primero tendrás que hallar la respuesta a una pregunta.  Si lo consigues, el maestro te aceptará como alumno dentro de tres años.

La pregunta fue presentada y el alumno se esforzó hasta que hubo encontrado la respuesta.

– Tu respuesta es correcta. Ahora puedes marcharte y esperar que pasen mil y un días; sólo entonces, podrás volver aquí para recibir la enseñanza.

El novicio estaba encantado, tras mostrar su agradecimiento se le ocurrió preguntar…

– ¿Qué habría ocurrido si no hubiera encontrado la respuesta correcta?

– ¡Ah, en ese caso, te habría admitido al instante!

Para poder asumir ciertas enseñanzas hay que empezar por desaprender lo aprendido para llenar un vaso, este antes debe estar vacío.

 

 

pedro-ibieta-s1Pedro Ibieta Silva

Socio Consultor NewRide / Coach Ontológico.

Pedro.ibieta@newride.cl

www.newride.cl

 

** Consultor Partner, miembro de la Red de Consultores y Colaboradores en NuevosTiemposLaborales.com, de HumanNet Consultores.

 

Artículo publicado antes en:

http://www.newfield.cl/newsletters-antiguos/el-arte-de-ser-un-aprendiz

 

CAMBIOS DE PARADIGMAS…

Por Andrés Cardemil Oliva

 

Entre 1996 y 1998, a los 26 años de edad, me encontraba a mí mismo a diario devorando textos que hablaran de nuevas tendencias y cambios en la Sociedad del Conocimiento, en la que en ese entonces ya varios nos habíamos comenzado a adentrar. Fueron años de continua reflexión y exploración, plenos de hallazgos y descubrimientos en mi propio desarrollo personal, y también en el desarrollo de la comprensión que estaba alcanzando respecto de las materias organizacionales a las que ya había decidido dedicar mi vida profesional.

Fue en esa época que sentí una profunda vocación por emprender, lo que dio origen y me llevó ya en el año 2000, justo en el cambio de Milenio, a fundar HumanNet.

Al mirar en retrospectiva estos casi 18 años, compruebo con un cierto dejo de satisfacción, que muchos de los cambios de Paradigmas que ya discutíamos en ese entonces con colegas y amigos, se han ido consolidando cada vez con más notoriedad. La inspiración que nos provocaba ver los clásicos videos de Joel Barker, la irrupción exitosa de libros como “La Inteligencia Emocional” de Daniel Goleman, entre otros tantos provocadores, despertó sin duda en mí y por cierto en otras tantas personas que estábamos en el área de los Recursos Humanos, un impulso genuino por ahondar en los nuevos conceptos que se estaban instalando.

Hoy en día, ha pasado mucha agua bajo el puente, y vemos como los ciclos vuelven y se retroalimentan con la misma realidad para ir consolidando procesos históricos, sociales y organizacionales. Muchos cambios que se veían venir, hoy ya están plenamente instalados en la cultura colectiva, otros tantos continúan en auge (ascendente), y otros aun tal vez ni siquiera logran instalarse, y el debate continúa.

En ese orden de ideas, quisiera compartirles una Tabla de paralelos sobre Cambios de Paradigmas, que escribí en Diciembre de 1998 con ocasión de un Taller de capacitación para ejecutivos, en el cual yo participaba como Relator Asistente junior. Hurgando en mis archivos viejos, me encontré con este paralelismo, y pensé que su contenido aun está vigente y tal vez podía ser oportuno para el Blog Nuevos Tiempos Laborales…

Growing.a.Successful.Business.Risk_

CAMBIOS DE PARADIGMAS HOY:

                    ANTES         ⇒          AHORA

Sociedad Industrial

Sociedad de Información
Tecnología Forzada

Alta Tecnología
Economía Nacional

Economía Mundial
Corto Plazo

Largo Plazo
Centralización

Descentralización
Ayuda Institucional

Auto-Ayuda
Democracia Representativa

Democracia Participativa
Jerarquías

Redes de Trabajo
Norte

Sur
Una de dos opciones

Opción Múltiple
Controlar el Poder

Facilitar el despliegue de Poder
Estructura Rígida

Flexibilidad Estructural
Mecánico

Orgánico
Resolución

Anticipación-Prevención
Reactivo

Proactivo
Responder a lo Urgente

Atender lo Importante
Sí o No

Depende
Hacerlo Todo

Habilitar Todo
Dirigir a Otros

Conocerse a Sí Mismo
Liderar a Seguidores

Entrenar a Líderes
Controlar los Sentimientos Propios

Expresar el Sentir desde lo Propio
Centrarse en Sí Mismo

Centrarse en el Otro
Cultura Isleña

Cultura Continental – Global
Egocentrismo

Relación de Colaboración y Ayuda
Hablar

Escuchar
Pasado, Presente y Futuro

Ahora
Vida para ser Amada

Amar la Vida cada día
Individuos

Personas
Cargos en un Organigrama Muerto

Roles Vivos Organizados

 

AFCO ofic Abr2016

Andrés Cardemil Oliva

Diciembre 1998 **

** En la Víspera del último año previo al Cambio de Milenio

 

UNA INVITACION AL NUEVO DOCENTE LATINOAMERICANO

(Comentario al Libro “El Docente Coach”, del autor Pedro Flores)

 

por  Andrés Cardemil O., Agosto 2015

 

Profesora enseñandoDespués de muchos debates académicos e intelectuales, hoy son cada vez menos los que cuestionan la necesidad de transformar el actual modelo de Educación para las generaciones actuales y futuras, sobre todo si pensamos en el contexto Latinoamericano.

El modelo clásico de Enseñanza-Aprendizaje, donde el profesor entrega contenidos de manera expositiva en un aula llena de alumnos-aprendices, ha ido quedando obsoleto en esta nueva Sociedad del Conocimiento. Las comunicaciones, la Tecnología Digital y las Redes sociales están modificando de manera profunda el cómo aprenden, interactúan y se relacionan las personas.

La sola presencia física del docente, con una autoridad convencionalmente aceptada, que viene a entregar contenidos estáticos como conocimientos, al parecer ya no seduce al estudiante. Lo que antes servía y era útil, hoy puede ser una traba que impida generar aprendizajes con sentido para estudiantes cada vez más estimulados y exigentes.

El gran desafío del docente de hoy es generar el despertar de la curiosidad, a través de la interactividad y formulación de preguntas claves, que lleven a la auto-reflexión del estudiante, provocándolo en sus emociones, para que desde su propia experiencia le resulte atractiva la propia búsqueda del Saber.

El docente reSociedad poetas muertosquiere convertirse en un “facilitador” de procesos de otros, en un verdadero “entrenador” de sus estudiantes, en un Líder y un modelo afectivo que inspira, movilizando a l
os niños y jóvenes hacia la pasión por Aprender. El profesor, docente o maestro, está invitado a ser un “Coach” para sus alumnos, pues ya no puede ser nunca más un repartidor de materias que esperan ser acogidas por recipientes inertes.
En esta línea de ideas, Pedro Flores, muestra de manera muy didáctica un conjunto de principios fundamentales, y cómo éstos se convierten en poderosas herramientas prácticas para el Docente, que desde su genuina vocación animará el interés en el estudiante por investigar y descubrir los conocimientos que finalmente le serán útiles para la vida.

Desde hace más de una década, desde nuestro accionar profesional en HumanNet hemos venido desarrollando talleres de entrenamiento para líderes y maestros, que no tan sólo buscan continuamente su propia actualización, sino que además se reconocen en el rol  fundamental de formar seres humanos íntegros desde su edad temprana. Con su vocación de servicio y trabajo, el nuevo Docente sabe que está guiando los destinos de una Nueva Humanidad, donde las personas debieran convivir en un planeta más sustentable y con mayor conciencia de sus actos, para contribuir así a la evolución de nuestra especie.

 

El_Docente_CoachLos invito a disfrutar de la obra “El Docente Coach” del autor Pedro Flores Opazo, que sólo les recordará o traerá de vuelta a su corazón lo que ya intuyen en sus ser docentes.

 

 

20150908_201505ANDRÉS CARDEMIL OLIVA

Director y Fundador

HumanNet Consultores

Chile-Perú-Ecuador-Colombia

www.humannet.cl