Nuevos Tiempos Laborales

Inicio » Capacitador

Category Archives: Capacitador

UNA INVITACION AL NUEVO DOCENTE LATINOAMERICANO

(Comentario al Libro “El Docente Coach”, del autor Pedro Flores)

 

por  Andrés Cardemil O., Agosto 2015

 

Profesora enseñandoDespués de muchos debates académicos e intelectuales, hoy son cada vez menos los que cuestionan la necesidad de transformar el actual modelo de Educación para las generaciones actuales y futuras, sobre todo si pensamos en el contexto Latinoamericano.

El modelo clásico de Enseñanza-Aprendizaje, donde el profesor entrega contenidos de manera expositiva en un aula llena de alumnos-aprendices, ha ido quedando obsoleto en esta nueva Sociedad del Conocimiento. Las comunicaciones, la Tecnología Digital y las Redes sociales están modificando de manera profunda el cómo aprenden, interactúan y se relacionan las personas.

La sola presencia física del docente, con una autoridad convencionalmente aceptada, que viene a entregar contenidos estáticos como conocimientos, al parecer ya no seduce al estudiante. Lo que antes servía y era útil, hoy puede ser una traba que impida generar aprendizajes con sentido para estudiantes cada vez más estimulados y exigentes.

El gran desafío del docente de hoy es generar el despertar de la curiosidad, a través de la interactividad y formulación de preguntas claves, que lleven a la auto-reflexión del estudiante, provocándolo en sus emociones, para que desde su propia experiencia le resulte atractiva la propia búsqueda del Saber.

El docente reSociedad poetas muertosquiere convertirse en un “facilitador” de procesos de otros, en un verdadero “entrenador” de sus estudiantes, en un Líder y un modelo afectivo que inspira, movilizando a l
os niños y jóvenes hacia la pasión por Aprender. El profesor, docente o maestro, está invitado a ser un “Coach” para sus alumnos, pues ya no puede ser nunca más un repartidor de materias que esperan ser acogidas por recipientes inertes.
En esta línea de ideas, Pedro Flores, muestra de manera muy didáctica un conjunto de principios fundamentales, y cómo éstos se convierten en poderosas herramientas prácticas para el Docente, que desde su genuina vocación animará el interés en el estudiante por investigar y descubrir los conocimientos que finalmente le serán útiles para la vida.

Desde hace más de una década, desde nuestro accionar profesional en HumanNet hemos venido desarrollando talleres de entrenamiento para líderes y maestros, que no tan sólo buscan continuamente su propia actualización, sino que además se reconocen en el rol  fundamental de formar seres humanos íntegros desde su edad temprana. Con su vocación de servicio y trabajo, el nuevo Docente sabe que está guiando los destinos de una Nueva Humanidad, donde las personas debieran convivir en un planeta más sustentable y con mayor conciencia de sus actos, para contribuir así a la evolución de nuestra especie.

 

El_Docente_CoachLos invito a disfrutar de la obra “El Docente Coach” del autor Pedro Flores Opazo, que sólo les recordará o traerá de vuelta a su corazón lo que ya intuyen en sus ser docentes.

 

 

20150908_201505ANDRÉS CARDEMIL OLIVA

Director y Fundador

HumanNet Consultores

Chile-Perú-Ecuador-Colombia

www.humannet.cl

 

Ojo con las palabras, no son inocuas…

por Nicolás Alarcón

¿Has pensado en la cantidad de palabras que decimos al día? ¿Y el poder y convicción que le damos a estas palabras?, según los expertos las mujeres hablan al día aproximadamente más de 20.000 palabras y los hombres aproximadamente 7.000. Esto se debe a que  las mujeres tienen muchas más habilidades para comunicarse que los hombres y ellas efectivamente hablan más porque tienden a detenerse en detalles que los hombres no ven generalmente.

Insultos palabrasMuchas de estas palabras se las decimos a otras personas, a las que queremos, a otras que no, a nuestros jefes, a nuestros hijos, a personas en la calle, y muchas veces palabras que nos decimos a nosotros mismos,  alentándonos o criticándonos.

Esta semana quiero reflexionar acerca del poder que tiene el lenguaje verbal hablado, en tanto es una pieza clave en la interpretación del ser humano. Algo así como ¡dime lo que hablas y te diré quién eres!

A través de palabras dichas o expresadas, podemos destruir a otros o levantarlos, al punto que incluso una palabra dicha en un momento particular puede llegar a afectar gravemente incluso a nuestros seres amados.

En una clase de liderazgo y motivación una estudiante me dice que no es capaz de leer en público, y que es una tonta, y que definitivamente no puede. Le pregunto por qué dice eso, y ella me responde que no sabe pero siempre que leía en su casa se reían de ella y sus hermanos le decían que era una tonta. Hoy a sus 17 años aun lo sigue creyendo.

Debemos tener cuidado, nuestra mente no entiende bromas, debemos dar la importancia que se merecen las palabras,  el carácter que tienen, en cuanto al efecto físico que pueden causar.

Tus palabras hablan lo que eres, es momento de darle un carácter positivo a ellas, y empezar a decir lo que no ves como si fuera.  Recordemos que también, las palabras crean realidad.

Un abrazo!, y que tengan una excelente semana…

 Nicolas Alarcon

Nicolás Alarcón

Actor y conferencista motivacional

Twitter @nico_actor

Nicolas.alarconv@gmail.com

Facebook: actor nico alarcon

 

** Colaborador miembro de la Red de Consultores en Nuevos Tiempos Laborales de HumanNet.

 

El rol del Capacitador en un contexto laboral

*Este artículo fue escrito por Arnaldo Silva Salazar, Psicólogo Consultor de HumanNet.

Todos debían conformarse en parejas, cada participante debió elegir a otro u otra hasta que todos quedaron de a dos. Francisco y Fernanda llegaron juntos y se sentaron juntos, no necesitaron elegir, estaba claro; ellos ya eran pareja.

Les pedí que inflaran los globos rojos que llevaba y ahí mismo aparecieron las risas naturales y frescas del grupo de jóvenes trabajadores y trabajadoras. Alguien, más agudo, notó que en el interior de cada globo había un papelito escrito. Las parejas, a petición mía, comenzaron a jugar con el globo; primero con las manos, luego con la cabeza, luego con los hombros y las caderas y finalmente con los pies. Se divertían, disfrutaban ese momento distinto antes de irse a la faena diaria, agotadora.

Luego de jugar y reírse, cada pareja debía reventar su globo, pero sólo con el cuerpo, apretando el globo entre sí, sin ocupar las manos. Las risas se convirtieron en carcajadas al verse y ver a sus compañeros adoptar las más extrañas posiciones para lograr reventarlo.

Llegó el turno de Francisco y Fernanda, se pararon decididos, sin titubear pusieron el globo rojo frente a frente en la zona del estómago y apretaron con un abrazo fuerte, el globo se resistió, un apéndice colorado asomó por entre sus cuerpos, más risas y carcajadas, ellos continuaban apretando pero el globo seguía resistiéndose y asomaba gracioso por cualquier espacio que quedaba libre de aquel abrazo, un abrazo que comenzó a ser cada vez más desesperado, se miraron a los ojos y se abrazaron definitivamente…el globo reventó. Fernanda recogió el papel, lo leyó, miró a Francisco y sus ojos se llenaron de lágrimas y se volvieron a abrazar. Se sentaron.

Luego de una hora y cinco minutos, nadie quería irse, todos y todas querían seguir con esta conversación que les provocaba cada vez más y más interrogantes, y que les impelía a buscar cada vez más y más respuestas, que generaban a su vez más comunicación, más empatía, más equipo, más satisfacción.

Francisco no se retiró, se quedó sentado y Fernanda desde la puerta dudaba si irse o no. ¿Necesitan algo?, les pregunté. Conversamos largo rato y me agradecieron la conversación. No abortarán, se llamará Sofía si es mujer y Ernesto si es hombre.

Me pregunté durante la vuelta a mi oficina ¿Cuál es el rol del Capacitador en el mundo del trabajo de hoy? Abrí mi notebook y comencé a responderme.

El Capacitador es un profesional que posee capacidades, quizá las mismas que sus capacitados, pero las posee con mayor conciencia, con mayor experiencia y con mayor expertiz, las ha ejercitado mucho, tanto que ya las posee incorporadas a sus ideas y conductas, y a partir de esta conciencia, experiencia y expertiz, facilita la potenciación de capacidades en los que participan con él en el aprendizaje de ellas.

La labor del Capacitador no debe limitarse a una simple transmisión de información, o a un dominio de conocimientos o materias. El acto de Capacitar es un acto de comunicación positiva, eficaz y efectiva. Positiva porque es un acto de conversación, la raíz etimológica de conversar es juntarse en la palabra, prefijo con, que significa encuentro y sufijo versar, de verso, cuya traducción literal es palabra. Eficaz, porque es de calidad, calidad humana, y efectiva porque debe reflejarse en el cambio conductual.

Cuando el Capacitador logra que cada participante de manera individual y también grupal reflexione, converse sobre sus acciones, sus conductas, y sutil pero sostenidamente facilita la verbalización que va convirtiendo en conocimiento, entonces es cuando permite, facilita, que aparezca la autocrítica hacia lo que funciona mal, hacia aquello que se deberá cambiar y mejorarse, sólo a través de este proceso va fundando las bases para nuevos acuerdos personales, de Equipo, y funda las bases para nuevos acuerdos de la Organización.

La mejor y mayor capacidad de un Capacitador debe ser la capacidad de permitir expresarse a sus capacitados, que va más allá de escuchar o dejar hablar, sino que debe preparar el escenario para que cada uno y el equipo se exprese emocionalmente, verbalmente y hasta conductualmente.

Ese día en la Capacitación, como cierre, volví a inflar un globo rojo y lo blandí en el aire, les comenté que simbolizaba muchas cosas, en especial la fragilidad de cada uno y cada una, representa también los conflictos que están presentes entre nosotros; los conflictos estarán en cada equipo y deberemos continuar nuestro trabajo mientras ellos están ahí, flotando en el aire. El color rojo representa la pasión con que defendemos nuestro punto de vista y la textura del globo representa lo delicado y sensible que es este tema en cada persona y equipo. Si no ponemos cuidado este globo se puede reventar y traerá consecuencias negativas para nuestra salud en el trabajo, no esperemos que explote, antes conversemos, les dije, y luego agregué: en el fondo, incluso después de la explosión, queda la oportunidad de recoger del suelo una palabra, un concepto, que como es palabra siempre nos invitará a conversar, como el que a Francisco y a Fernanda les tocó: FUTURO.

Francisco y Fernanda resolvieron definitivamente, en esa Capacitación, un conflicto que los amenazaba y amenazaba la existencia de otro ser. Si un equipo no resuelve sus conflictos, la Organización no tendrá futuro.