Nuevos Tiempos Laborales

Inicio » 2015 » abril

Monthly Archives: abril 2015

El supervisor como líder positivo y eficaz

Un supervisor o líder directo que está al servicio de sus equipos de trabajadores para que realicen sus tareas con seguridad, logren un trabajo bien hecho o impecable y sus relaciones laborales sean sinceras y positivas. Focalizarse en servir a los equipos de trabajo es la mejor garantía para lograr la satisfacción del cliente. En las empresas de servicio una buena atención marca la diferencia con la competencia, sumando a la impecabilidad en la ejecución de las tareas.

El éxito radica en la calidad moral de las personas y en su desempeño individual y colectivo. Esta calidad se potencia y expande  con el estilo del líder y su modalidad de supervisión. Así logra motivación,  compromiso con la impecabilidad en las tareas, con los resultados  y estándares de calidad, seguridad y productividad exigidos. Su filosofía plantea que todas las personas están dotadas de capacidades para aprender a hacer un trabajo de calidad, para ello requieren de un liderazgo positivo y un método de supervisión efectivo, logrando un desempeño de acuerdo a los estándares solicitados por su organización y que sorprenda a sus clientes.

Una Supervisión Positiva Eficaz requiere estar enmarcada en los principios y cultura de la organización, alineada con su misión, visión y planificación estratégica, por ello es requisito que los supervisores dominen las políticas de calidad, seguridad y de promoción laboral de su compañía. Es decir, en el alma de la empresa tienen que estar acuñados los valores mencionados anteriormente y, promovidos por todos sus líderes, de lo contrario, no es posible dar el ejemplo y pedir resultados coherentemente.

Un supervisor positivo y eficaz está al servicio de su equipo, observando y comunicándose con cada integrante, ya sea para reconocerlo por el trabajo bien hecho, con lo que refuerza estos comportamientos o, corrigiendo oportunamente lo inadecuado, evitando precozmente la cronicidad de malas actitudes o trabajo deficitario que genera accidentes o pérdidas económicas. También reorienta y cambia al aprendiz de tareas o lo reubica cuando constata que no tiene las capacidades para su actual puesto de trabajo. Finalmente se ocupa de que sus trabajadores se capaciten oportunamente en nuevas técnicas y habilidades para superarse continuamente

El supervisor: su rol y competencias laborales  

Supervisor es un rol o función que se le asigna a una persona que domina el procedimiento, los estándares de calidad y los aspectos técnicos involucrados en la ejecución de las tareas que constituyen una actividad laboral determinada asumida por un equipo de trabajo. En otras palabras es el líder directo del equipo

El dominio técnico por sí mismo no garantiza su éxito. El supervisor requiere desarrollar habilidades para estructurar el trabajo  y organizarlo de acuerdo a un plan en el que se determinan los objetivos, las metas, los estándares de calidad exigidos, los plazos  y las áreas de responsabilidad que asume cada integrante del equipo. También habilidades comunicativas y emocionales para generar confianza, resolver conflictos oportunamente, promover la lealtad, pertenencia y compromisos con la impecabilidad

El supervisor es el responsable del desempeño de sus equipos, en consecuencia responde, por la calidad de los resultados que se logran.

Las competencias Laborales de un Supervisor Líder Positivo y Eficaz

 

  1. a) Dominio técnico en las tareas

Conoce y maneja las técnicas y procedimientos para la ejecución de un trabajo siguiendo los estándares de calidad determinados. Identifica cuando un trabajo está bien y hecho, determina cuando es deficiente y, como corregirlo oportunamente. Tiene respuestas válidas para resolver un requerimiento técnico asociado  a las tareas.

  1. b) Maneja la estructura del trabajo

Organiza el trabajo en base a una planificación en la que dispone en forma adecuada los recursos que serán utilizados en las distintas actividades: personas, herramientas, equipos y máquinas, el presupuesto económico y la adecuación de los factores del entorno para generar las condiciones de confort y seguridad para abordar las tareas.

  1. c) Se desenvuelve con empatía emocional y comunicación asertiva

Tiene la capacidad de reconocer sus emociones y la del otro para alinear la energía que las constituye en forma pertinente, permitiendo generan un ambiente de trabajo motivante, alegre y armónico. Domina la energía emocional para destrabarla cuando boicotea las relaciones y modelarla cuando es muy expansiva y desalinea al equipo. Maneja un ambiente  emocional  propicio para desarrollar exitosamente las tareas desde el centramiento. El supervisor se mueve desde el centramiento y logra centrar a sus equipos cuando enfrentan un desafío o quiebre.

Conversa con poder hace afirmaciones verdaderas como a la ves sabe pedir, ofrecer, comprometer y articular un conflictos en base al diálogo generativo de posibilidades innovadoras.

Principios de un Líder Positivo y Eficaz

Los principios que  orientan su gestión  son los siguientes:

  • Todas las personas tienen el potencial de aprender y adquirir competencias para mejorar su desempeño
  • El aprendizaje efectivo requiere de un método adecuado y de un liderazgo positivo
  • La excelencia de los equipos de trabajo se logra con entrenamiento donde los aprendizajes están dispuestos a aprender y el líder a enseñar desde la confianza, respeto y afecto
  • Las personas que se sienten valoradas producen buenos resultados y los buenos resultados producen persona que se auto-valoran
  • La confianza, el respeto y el compromiso con al impecabilidad garantizan buenos resultados
  • El jefe llega a la hora, el líder antes
  • Son los equipos de trabajo los que despiden o promocionan a su líder el gerente sólo le comunica

El método de la Supervisión Positiva y Eficaz (SUPE) 

  • Fijar objetivos y metas.
  • Propone que el supervisor se tome un minuto con su equipo para aclarar los objetivos y metas y, en base a ellos, programar el trabajo
  • Definir Áreas de responsabilidad y estándares de desempeño.
  • El supervisor define las áreas de responsabilidad para cada integrante y luego los estándares de desempeño por el cual será evaluado el resultado del trabajo.
  • Supervisar positivamente
  • El supervisor observa el desempeño de su equipo para sorprenderlos. Cuando un integrante hace un buen trabajo, se toma un minuto y le hace un reconocimiento en público de este logro; felicitándolo por lo que hizo bien, compartiendo sus sentimientos, y termina alentándolo a seguir de esa forma. Por el contrario, si el líder observa que un integrante está haciendo mal su trabajo o tiene una actitud negativa, lo cita en privado y se toma un minuto para corregirlo; diciéndole específicamente lo que ha hecho mal, compartiendo sus sentimientos, destacando las cualidades positivas que él tiene para terminar alentarlo a cambiar de actitud.

La corrección del mal trabajo es válida sólo cuando el trabajador ya lo domina. Cuando el líder o supervisor se encuentra frente a un principiante, lo aborda con una re-orientación; primero le muestra cómo se hace luego, deja que el aprendiz practique, para enseguida alentar sus logros, corrigiendo además las desviaciones en forma inmediata. Si evalúa que el aprendiz no tiene las capacidades para la tarea específica, lo reorienta a otras.

lider_pasion

pedro

PEDRO FLORES OPAZO

Master Coach – Coaching Ejecutivo

Autor del Libro: “El Líder que Escucha… desde la Abundancia”, RIL Editores, 2014.
http://www.pedrofloresopazo.blogspot.com/